Arándano Rojo Americano
Inurec Arándano Rojo Americano

¿Qué es?

 

El Arándano rojo americano (Vaccinium macrocarpon) es una baya pequeña, de color rojo intenso, con sabor ácido que procede del este de América. Los frutos han sido tradicionalmente consumidos en zumo y en salsa por los nativos americanos, como alimento y también con fines medicinales.

 

El uso de las preparaciones de arándano rojo americano en infección urinaria, comenzó a ser popular en los años 20 en los EEUU. Desde entonces, los estudios in vivo e in vitro publicados, indican  que su uso es eficaz en la prevención de las infecciones  provocadas por la bacteria Escherichia coli.

 

Actualmente, continúan las investigaciones sobre las propiedades Arándano rojo americano, lo que es un indicativo del potencial que tiene en la prevención de las ITUR y en la mejora de la salud del tracto urinario.

 

Sin duda, los antibióticos son la base del tratamiento de las infecciones urinarias y también de las pautas profilácticas. Pero sus frecuentes reacciones adversas y complicaciones (resistencias, colonizaciones por hongos, etc.), hacen aconsejable los tratamientos preventivos con base no antimicrobiana, tales como el arándano rojo americano.

 

 

 

Consejos

 

¿Cómo evitar las infecciones urinarias?

 

Beber al menos 1,5 litros de líquidos al día (agua, infusiones, zumos) ayuda a una mayor producción  de orina, la cual a su salida puede eliminar las bacterias presentes en la vejiga.

No retener la orina durante demasiadas horas, es aconsejable orinar cada 3-4 horas, excepto por la noche para facilitar una mayor absorción del producto.

Se aconseja lavarse antes de mantener relaciones sexuales.

Orinar siempre tras cada relación sexual, ya que esto ayuda a eliminar posibles bacterias.

Realizar una limpieza adecuada de la zona genito-urinaria después de cada evacuación intestinal.

Evitar el estreñimiento con un buen equilibrio de la alimentación, incluyendo en la dieta frutas y verduras y fibras procedentes de cereales integrales.

En pacientes con infecciones urinarias recurrentes se recomienda el uso de Inurec  (extracto de arándano rojo americano) para reducir su incidencia.

Se recomienda tomar 1 ó 2 comprimidos al día de Inurec, preferentemente uno por la noche lo que le hace más eficaz frente a la infección.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Política de cookies

 

Ir al Principio

Información Científica

 

Mecanismo de acción de arándano rojo americano

 

No existe un mecanismo de acción definitivamente identificado que explique los efectos del arándano rojo americano en la prevención de las infecciones urinarias. La teoría planteada en 1923, según la cual, el mecanismo de acción se basaba en la capacidad del arándano rojo americano de acidificar la orina, está hoy desestimada.

 

Por otro lado, no se han detectado componentes bactericidas y bacteriostáticos en arándano rojo americano, por lo que se desestima una posible acción antimicrobiana (1, 2, 3). Sin embargo, de entre los componentes de arándano rojo americano (80% agua, un 10% de carbohidratos y un 10% de una mezcla de flavonoides, ácidos orgánicos y acido ascórbico), se han identificado un tipo de flavonoides (proantocianidinas, PAC) que se sabe que son los principales responsables del efecto profiláctico de arándano rojo americano sobre las ITUR (4).

 

Las PAC, son unidades de flavonoles unidos, que forman oligómeros. Las uniones en las PAC de arándano rojo americano son únicas (uniones tipo A o A-linked) y diferentes a las de las PAC de otros frutos (B-linked) (5). Esta estructura le confiere la capacidad de ejercer un efecto antiadherente, actuando sobre la fimbria bacteriana, e impidiendo la unión de la bacteria a los tejidos de tracto urinario.

 

La acción antiadherente, más que simple obstáculo físico en la unión a las estructuras complementarias, parece estar mediada por cambios producidos sobre la bacteria (6, 7 y 8): cambios en la forma de la bacteria (de forma de varilla a una forma más esférica), y en las moléculas de superficie de los P-fimbria, lo que explicaría una pérdida en la capacidad bacteriana de adhesión. Ensayos in vitro indican que arándano rojo americano podría suprimir el desarrollo de las fimbrias P. en la Escherichia coli (6).

 

Características farmacocinéticas de arándano rojo americano

 

Tras la administración de arándano rojo americano, las antocianidinas son absorbidas y pasan al sistema circulatorio transportándose  intactas a la orina. Los niveles de antocianidinas máximos se alcanzan a las 3-6 horas de la ingesta de arándano rojo americano. La recuperación total de antocianidinas en orina, tras 24 h es de aproximadamente el 5% de la ingesta (9).

 

En orina, se ha observado que tras la administración de 83 mg de PAC procedente de arándano rojo americano, la actividad antiadherente va aumentando de forma progresiva durante las 2-4 primeras horas, alcanzándose un pico a las 4-6 horas. Esta actividad antiadherente persiste durante al menos 8-10 horas (10,11). Son estas características farmacocinéticas, lo que justifica una posología de dos dosis repartidas a lo largo del día, una de ellas nocturna: esta pauta de administración permite que las PAC actúen toda la noche sobre la orina acumulada en la vejiga.

 

Del estudio in vitro de la actividad antibacteriana de las PAC de arándano rojo americano, se define un umbral de bioactividad detectable a partir de de 6-375 microgramos de PAC/ml (10, 11).

 

En caso de ITUR debe iniciarse el tratamiento profiláctico con arándano rojo una vez tratada y controlada la infección urinaria, solo o concomitante con antibióticos.

 

Datos de seguridad

 

La ingesta de productos con arándano rojo americano en dosis altas y durante periodos de tiempo largos no ha mostrado tener efectos adversos serios (2). En adultos, incluso las dosis altas de zumo de arándano rojo americano no han demostrado toxicidad, excepto para las personas con nefrolitiasis (12): existen indicios muy preliminares, que parecen apuntar a que los productos de arándano rojo americano pudieran promover las formación de piedras en el riñón, debido a la presencia de oxalatos en la composición (13).

 

Los efectos secundarios más frecuentes son las alteraciones gastrointestinales y diarreas. En niños se recomienda no administrar dosis altas (14).

 

Los preparados de arándano rojo americano no deben administrarse conjuntamente con warfarina; al interaccionar por inhibición de las enzimas del citocromo P450, responsables del metabolismo de warfarina (15), lo que se traduce en un aumento del sangrado. Un estudio clínico, demostró que la administración conjunta con ciclosporina produce una interacción farmacocinética, pero no interacción clínica (1).

 

Evidencia científica: estudios clínicos

 

Fruto del gran interés que está despertando este producto,  se están realizando nuevos estudios clínicos que pretenden seguir demostrando la utilidad y eficacia del arándano rojo americano en el tratamiento profiláctico de las ITUR.

 

Enumeramos algunos de los más relevantes:

 

En un estudio aleatorizado, abierto, realizado en 150 mujeres finlandesas con IU previas, la administración de 50 ml de concentrado de zumo de arándanos (7,5 g) redujo la incidencia de recidivas del 39 al 16%,  mientras que la administración de 100 ml de un preparado que contenía Lactobacillus fue ineficaz (16).

 

En un estudio clínico (17) prospectivo en el que se demostraban diferencias estadísticamente significativas en la reducción de ITUR en pacientes que tomaron arándano rojo, respecto a los que no lo tomaron, observando una disminución de bacteriuria y piuria del 50% en los pacientes que tomaron extracto de arándano respecto al otro grupo.

 

En la revisión de la Cochrane de 2009, Cranberries for preventing urinary tract infections (31), diez estudios con 1.049 pacientes fueron incluidos,  5 de grupos paralelos y 5 cruzados.

 

Dos incluyeron a mujeres con IU recurrente (19, 20).

Uno incluyó a mujeres con IU sintomática (16).

Tres estudios evaluaron el zumo de arándanos para la prevención de la IU en ancianos (17, 21, 22).

Cuatro evaluaron el efecto del arándano en las personas que requerían sondaje permanente o intermitente,  de estos, dos estudios evaluaron la efectividad del arándano en los niños con vejiga neurogénica  (23, 24).

 

Además,  se evaluó en dos de ellos la efectividad de las cápsulas de arándano versus placebo en pacientes con lesión medular (25,26).

 

Se realizó un meta-análisis utilizando los datos de tres estudios (16, 22, 26) encontrando que los productos con arándano redujeron significativamente la incidencia de IU a los 12 meses (RR 0,65, IC 95%: 0,46 a 0,90) en comparación con placebo / control. Dentro de estos estudios, los productos de arándano fueron más efectivos en la reducción de la incidencia de ITUR en las mujeres con infecciones urinarias recurrentes, que en ancianos o personas que requerían sondaje. De los cinco estudios no incluidos en el meta-análisis sólo uno (20) informó de la eficacia del arándano rojo en las infecciones urinarias sintomáticas.

 

Los efectos secundarios fueron comunes en todos los estudios. Existe evidencia de la efectividad del zumo de arándano para prevenir la reincidencia de las ITUR. Utilizar arándano en lugar de antimicrobianos podría reducir el riesgo de desarrollar resistencias a los antibióticos.

 

Se están llevando a cabo nuevos estudios para seguir demostrando la utilidad, eficacia y seguridad del arándano rojo americano en la prevención de las infecciones urinarias.

 

BIBLIOGRAFIA

 

1. Nowack, Rainer; Schmitt, Wilhelm- Cranberry juice for prophylaxis of urinary tract infections - conclusions from clinical experience and research Phytomedicine: International Journal of Phytotherapy & Phytopharmacology | September 1, 2008.

 

2. Denise P.S. Leitão, Ana Cristina M. Polizello, Izabel Y. Ito, Augusto César C. Spadaro. Antibacterial Screening of Anthocyanic and Proanthocyanic Fractions from Cranberry Juice. Journal of Medicinal Food. Spring 2005, 8(1): 36-40.

 

3. Monroy-Torres R, Macias AE. Does cranberry juice have bacteriostatic activity? ev Invest Clin 2005;/57:/442-6.

 

4. B. Howell, N. Vorsa, A. Der Marderosian, L. Y. Foo: Inhibition of the adherence of p-fimbriated Escherichia coli to uroepithelial-cell surfaces by proantho-cyanidin extracts from cranberries. New England Journal of Medicine 339 (1998), págs. 1085-1086.

 

5. B. Howell, J. D. Reed, B. McEniry, C. G. Krueger, D. G. Cunningham: Bacterial anti-adhesion activity of cranberry vs. other foods. American Chemical Society National Meeting 2004.

 

6. Sobota AE. Inhibition of bacterial adherence by cranberry juice: potential use for the treatment of urinary tract infections. J Urol. 1984;131:1013-1016.

 

7. Ahuja S, Kaack B, Roberts J. Loss of fimbrial adhesion with the addition of Vaccinum macrocarpon to the growth medium of P-fimbriated Escherichia coli. J Urol. 1998 Feb;159(2):559-62.

 

8. Liu Y, Black MA, Caron L, Camesano TA. Role of cranberry juice on molecular-scale surface characteristics and adhesion behavior of Escherichia coli. Biotechnol Bioeng. 2006 Feb 5;93(2):297-305.

 

9. Ohnishi, R et al.,“Urinary Excretion of Anthocyanins in Humans after Cranberry Juice Ingestion” Bioscience, Biotechnology, and Biochemistry Vol. 70 (2006), No. 7 pp.1681-1687.

 

10. Howell AB, Reed JD, Krueger CG, Winterbottom R, Cunningham DG, Leahy M. A-type cranberry proanthocyanidins and uropathogenic bacterial anti-adhesion activity. Phytochemistry. 2005 Sep;66(18):2281-91.

 

11. Howell AB, Foxman B. Cranberry Juice and Adhesion of Antibiotic-Resistant Uropathogens. JAMA / volume: 287 (page: 3082) June 19, 2002.

 

12. Terris MK, Issa MM, Tacker JR. Dietary supplementation with cranberry concentrate tablets may increase the risk of nephrolithiasis. Urology. 2001 Jan;57(1):26-9.

 

13. Gettman MT, Ogan K, Brinkley LJ, Adams-Huet B, Pak CY, Pearle MS. Effect of cranberry juice consumption on urinary stone risk factors. J Urol. 2005 Aug;174(2):590-4; quiz 801.

 

14. Guay DR. Cranberry and urinary tract infections. Drugs. 2009;69(7):775-807.

 

15. Suvarna R, Pirmohamed M, Henderson L. Possible interaction between warfarin and cranberry juice. BMJ. 2003 Dec 20;327(7429):1454.

 

16. Kontiokari, T, Sundqvist,K ,Nutinen, M.Randomised trial of cranberry-lingonberry juice and Lactobacillus GG drink for the prevention of urinary tract infections in women. BMJ 2001; 322:1571.

 

17. J.M., Monane, M. Gurwitz, J., H., Glynn, R., J., Choodnovsky I., Lipsitz, L., A. (Reduction of bacteriuria and pyuria after ingestion of arándano rojo americano juice: J. of Am. Med Ass., Marzo 9, 271, 10: 751-754, 1994

 

18. Jepson RG, Craig JC: Cranberries for preventing urinary tract infections .Cochrane Datebase of Systematc Reviews2009.

 

19. Stothers L. A randomized trial to evaluate effectiveness and cost effectiveness of naturopathic cranberry products as prophylaxis against urinary tract infection in women. Canadian Journal of Urology 2002; 9(3):1558–62.

 

20. Walker EB, Barney DP, Mickelsen JN, Walton RJ, Mickelsen RA Jr.Cranberry concentrate: UTI prophylaxis [letter]. Journal of Family Practice 1997; 45(2):167–8.

 

21. Haverkorn MJ, Mandigers J. Reduction of bacteriuria and pyuria using cranberry juice [letter]. JAMA994; 272(8):590.

 

22. McMurdo ME, Bissett LY, Price RJ, Phillips G, Crombie IK. Does ingestion of cranberry juice reduce symptomatic urinary tract infections in older people in hospital? A double-blind placebo controlled

 

Ir al Principio

Ir al Principio

Ir al Principio

© Grupo Farmasierra, S.L.   -  Texto legal